Última revisión: 12 de mayo de 2020

Hoy en día gracias al desarrollo tecnológico es muy sencillo crear un sitio web, sin embargo, como cualquier otra actividad en la sociedad, debemos considerar que las actividades que llevamos a cabo en internet también se encuentran reguladas, por lo cual, el ser propietario de un sitio web, requiere respetar algunas disposiciones legales.

En esta guía se explicarán únicamente los requisitos legales que deben cumplir los propietarios de sitios webs que estén destinados a personas residentes en COLOMBIA. Los sitios webs destinados a personas residentes en el extranjero, pueden tener la obligación de cumplir requisitos legales adicionales impuestos por otras legislaciones.

En este documento haremos especial referencia a sitios web con dominio propio, por ejemplo: miweb.com y no a páginas de una red social, por ejemplo facebook.com/miweb, la cuales deben sujetarse a las disposiciones que impone la propia red social a la que pertenecen.

1. Contenido de la página web.

El contenido que un sitio web puede ofrecer resulta muy variado, no obstante podemos decir de forma muy general que el contenido que suele ofrecerse a través de internet se encuentra encaminado a las siguientes actividades:

  • Ofrecer información
  • Recopilar información
  • Ofrecer productos y/o servicios

Es importante considerar que además de cumplir con las disposiciones oficiales, toda actividad que se lleve a cabo en un sitio web debe ser lícita. Esto quiere decir, que un sitio web no puede en sí mismo ser un instrumento para violar la ley o cometer algún delito. Por ejemplo, un sitio web no puede utilizarse para defraudar, difundir el odio hacia un sector de la población, para la explotación infantil o la piratería.

Si bien este tipo actividades llegan a ocurrir, es deber de las autoridades inhabilitar estos sitios web, y aplicar las penas por los delitos que correspondan a las personas que los administran o promueven.

2. Requisitos legales en caso de ofrecer información.

Todo sitio web ofrece un contenido a las personas que lo visitan. Este contenido puede estar en forma de texto, imágenes, videos, u otro tipo de datos, y estará dirigido a una actividad en particular, por ejemplo: difundir medidas para la protección al medio ambiente.

Con esto queremos decir que todo sitio web ofrece siempre información. Si además un sitio web recopila información u ofrece productos o servicios, lo hará necesariamente a través de un contenido (información).

Ahora bien, en este punto debemos distinguir si la página web tendrá una finalidad meramente informativa, o si su objetivo principal será otro, tal como la venta de productos electrónicos.

Una página web es meramente informativa si se limita a publicar información, la cual puede estar en forma de texto, imágenes, videos, o cualquier otro tipo de datos.

Las páginas que son meramente informativas, no requieren atender ninguna regulación especial, pues no obtienen datos de sus usuarios, y no ofrecen productos o servicios a sus usuarios. Sin embargo si así se desea, se puede poner a disposición de los usuarios del sitio web los “términos y condiciones” bajo los cuales los usuarios podrán hacer uso del sitio, y de la información que este contiene. Esto resulta particularmente importante si el sitio web contiene información protegida por la Ley Federal del Derecho de Autor, un ejemplo podría ser el de un sitio web dedicado a la publicación de textos literarios, o de contenido visual original.

Por otro lado, las páginas web que además de la información que publican, requieren datos a sus usuarios (por ejemplo un correo electrónico), o bien ponen a su disposición productos o servicios, aún de manera gratuita, requieren respetar ciertas disposiciones oficiales adicionales que serán explicadas en las secciones siguientes.

3. Requisitos legales en caso de recopilar información.

Todo sitio web que obtenga cualquier información de sus usuarios, debe de contar con un aviso de privacidad, para cumplir con lo establecido en la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de Particulares.

La información de los usuarios puede consistir en un simple correo electrónico, o bien, en información detallada sobre su persona (por ejemplo: nombre, teléfono, domicilio) e incluso en información más sensible (opinión política, preferencia sexual, pertenencia a algún grupo étnico, …).

Esta información puede ser recopilada por la persona que posee el sitio web para diversas finalidades, por ejemplo: para realizar encuestas, registrarse en una plataforma de música o video, recibir comentarios.

El aviso de privacidad es un documento que tienen la obligación de elaborar todas las personas físicas o morales que recopilen información personal, el cual debe responder principalmente a las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los datos personales que se recaban de los usuarios?
  • ¿Cuál es el propósito o finalidad para la que se requieren los datos personales que se recaban?

Por ley, el aviso de privacidad debe ponerse a disposición de los usuarios del sitio web, esto es, debe de estar publicado en un lugar de fácil acceso a su dirección electrónica para que las personas (titulares de los datos personales) puedan conocerlo y en su caso oponerse al uso, tratamiento y/o transferencia de sus datos personales.

Lo anterior se traduce en permitir que las personas que tienen acceso al sitio web, puedan ejercer sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición (derechos ARCO).

Los derechos ARCO consisten en lo siguiente:

  • Derecho de Acceso: Este derecho consiste en la posibilidad de solicitar y ser informado sobre los datos personales que han sido otorgados (¿que datos se tienen de mi persona?), a saber el tratamiento que se les dará (¿se encuentran almacenados en una base de datos o en un registro impreso?, ¿quien es el responsable de cuidarlos?), así como a saber si estos, serán compartidos con un tercero (¿otra persona tendrá acceso a mis datos personales?).
  • Derecho de rectificación: Este derecho consiste en la facultad del usuario para corregir los datos que ha proporcionado cuando éstos sean inexactos o incompletos.
  • Derecho de cancelación: Este derecho permite a una persona solicitar que se eliminen sus datos o registros.
  • Derecho de oposición: Consiste en que la persona puede oponerse al tratamiento de sus datos personales para una o varias de las finalidades que se indiquen en el aviso de privacidad.

Adicionalmente, si una página web recaba datos personales sensibles, el usuario debe de tener la posibilidad de señalar explícitamente que autoriza el uso de cada dato sensible que proporcione, respecto a cada fin indicado en el aviso de privacidad.

Los datos personales sensibles son aquellos cuya utilización indebida pueda dar origen a discriminación, o bien, a un riesgo grave para la persona. En particular, se consideran sensibles aquellos que puedan revelar aspectos como origen racial o étnico, estado de salud presente y futuro, información genética, creencias religiosas, filosóficas y morales, afiliación sindical, opiniones políticas, preferencia sexual.

4. Requisitos legales en caso de ofrecer productos y/o servicios.

Al ofrecer un sitio web productos y/o servicios, se está comprometiendo con las personas que deciden adquirirlos a una obligación de carácter civil o mercantil. Por lo cual en todo caso estas actividades estarán reguladas por la legislación que resulte aplicable, por ejemplo, por los códigos civiles o mercantiles, o en su caso por las normas de protección al consumidor, así como por las disposiciones en materia fiscal relativas al pago de impuestos cuando los productos y/o servicios que se ofrezcan tengan un costo. Incluso, si la distribución del producto requiere autorización especial de una autoridad, el titular del sitio web, deberá contar con la autorización correspondiente. De esta forma, toda actividad que se lleve a cabo en un sitio web, estará regulada por la legislación aplicable.

No obstante, dado que cualquier persona puede acceder al sitio web, en este se debe de señalar el público o localidad al que se encuentra dirigido, el lugar del mundo en el que se ofrecen los productos y/o servicios, así como la jurisdicción a la que se someterán las personas que decidan adquirirlos, esto es, que leyes en específico resultarán aplicables, y en caso de conflicto, que autoridad resolverá dicho conflicto.

Esta información se suele especificar en los llamados “Términos y condiciones“, Condiciones Generales de Venta” o “Condiciones Generales de Contratación“.

Además, en estos documentos se señalan los datos del titular o propietario del sitio web, como pueden ser: nombre completo, razón o denominación social, domicilio, datos de contacto como teléfono y/o correo electrónico.

Particularmente en COLOMBIA, al ofrecer un producto o servicio con costo se debe acatar lo establecido en la Ley Federal de Protección al Consumidor, por lo cual, los precios siempre deberán incluir el monto de los impuestos aplicables, además se deberá de indicar claramente si el producto deberá ser recogido por el usuario en algún punto, o le será enviado a su domicilio, y en último caso, si el envío tiene un costo adicional, se encuentra incluido en el precio del producto, o si no tendrá ningún costo, y en su caso, las políticas y/o condiciones para la devolución del producto.

Por último, debemos señalar que si un usuario del sitio web toma la decisión de adquirir un producto o servicio (aún de manera gratuita), se establecerá una relación contractual entre el propietario del sitio web, y el usuario. Este relación estará definida por los siguientes elementos:

5. ¿Qué textos legales necesito en mi página web?

Si el sitio web es meramente informativo, tal y como se ha explicado en la sección 2es opcional incluir los llamados “términos y condiciones” o “condiciones generales de uso” para el sitio web.

Si el sitio web recopila datos de usuarios, debe incluir un aviso de privacidad, como se menciona en la sección 3.

Finalmente, si el sitio web ofrece a sus usuarios productos y servicios, aún de manera gratuita, debe incluir, además del aviso de privacidad, los llamados “términos y condiciones” o “condiciones generales de uso” para el sitio web, así como las “condiciones generales de venta” o “condiciones generales de contratación, tal como se ha indicado en la sección 4.